Santa Ana

Santa Ana (municipio)

Anuncios

Santa Ana es es un municipio y cabecera del departamento del mismo nombre, en El Salvador.  Limita al norte con Texistepeque Nueva Concepción, al este con San Pablo TacahicoCoatepeque y El Congo, al sur con Izalco y al oeste con Chalchuapa, San Sebastián Salitrillo, El PorvenirCandelaria de la Frontera.

Municipio de Santa Ana, Santa Ana, El Salvador

Historia

Época Precolombina

Existe evidencia de poblamientos del período preclásico en el área de la ciudad, principalmente en el sitio arqueológico Finca Rosita, donde se ubicaba el centro dominante de la zona. Este y otros asentamientos fueron deshabitados por la erupción del Lago de Ilopango en el 250 d.C.

Esta ciudad fue fundada por los mayas en el período clásico, el primer nombre del asentamiento es desconocido.

Durante el período posclásico temprano (900 – 1200) los pipiles emigraron al territorio y nombraron a la población como Sihuatehuacán, que significa lugar de sacerdotisas que estaba ubicado en lo que hoy es el barrio de Santa Bárbara cerca de los ríos Apanteos y Apanchacal.

Entre 1200 y 1528 la población se convirtió en sede de una de la provincias del Señorío de Cuzcatlán y por lo tanto era tributaria a la capital de dicho señorío.

Conquista y Colonización

La población fue conquistada por los españoles comandados por Diego de Alvarado en 1528, con lo cual empezó a formar parte de la provincia de San Salvador siendo encomendada a Diego de Usagre. En 1540 estaba encomendada a Antonio Docampo debido a que Diego de Usagre había fallecido.

El 26 de julio de 1569 el obispo guatemalteco Bernardino Villalpando cambió el nombre de Sihuatehuacán por el de Santa Ana y erigió la primera parroquia de la ciudad en forma de una ermita en lugar donde hoy se encuentra la catedral. Desde 1577 formó parte de la Alcaldía Mayor de San Salvador.

Desde el siglo XVII fue la cabecera del curato de Santa Ana y a principios del siglo XVIII se convirtió en la sede de su propia provincia dentro de la alcaldía mayor. A partir del año 1786 hasta 1824 fue la cabecera del distrito y el partido de Santa Ana que formaba parte de la Intendencia de San Salvador.

Siglo XIX

En el año 1806 fue instituido el ayuntamiento del pueblo de Santa Ana, siendo su primer alcalde José Mariano Castro. Cinco años después, ocurrieron dos sublevaciones en el poblado en el marco de la sublevación de San Salvador: la primera el 17 de noviembre y otra el 24 de noviembre. En junio de 1812 fue designada con el título de villa.

El 21 de diciembre de 1821 el ayuntamiento proclamó la independencia de España. Para 1824 recibió el título de ciudad, siendo parte del departamento de Sonsonate y en 1835 se convirtió en la cabecera departamental de dicho departamento.

En 1854, el poblado Santa Lucía Chacalcingo fue despojado de su calidad de pueblo y pasó a formar parte de Santa Ana como uno de sus barrios. Un año después fue creado el departamento de Santa Ana.

A finales del siglo ocurrió la “revolución de los 44” que derrocó al presidente Carlos Ezeta, quien gobernaba el país desde el actual cuartel de la segunda brigada de infantería de Santa Ana.

Desde ese momento la localidad se ganó el apodo de La ciudad Heroica, debido a que los 44 alzados eran oriundos de dicho municipio. Los rebeldes asaltaron el cuartel de gobierno, propiciando el golpe de Estado que liberaría al país de la dictadura.

Siglo XX y la Posguerra Civil

En la denominada “época de oro del café” en El Salvador, Santa Ana fue la ciudad más próspera del país, debido a que muchos de los empresarios que lo cultivaban vivían en dicha localidad; además, se encontraban importantes plantas beneficiadoras que preparaban el café para su venta.

La Hacienda El Molino, cuyo propietario era el colombiano Rafael Álvarez, era la principal hacienda y planta procesadora de café, debido a su fama mundial y a su modernismo tecnológico en ese entonces.

Durante la guerra civil de El Salvador (1980 – 1992), el municipio de Santa Ana también fue afectado por el conflicto armado, lo cual provocó la emigración de varios pobladores a la ciudad.

En la posguerra, Santa Ana y todo El Salvador empezaron a afrontar el problema del aumento en los índices de delincuencia, principalmente por la existencia de “maras” o pandillas, generadas principalmente por la deportación de inmigrantes indocumentados desde los Estados Unidos. Tal flagelo ha sido afrontado con programas gubernamentales y ordenanzas emitidas por el concejo municipal.

Desde la guerra civil, el municipio ha recibido remesas que son enviadas por los salvadoreños que viven en el exterior. Los ingresos se han convertido en el mayor monto de divisas que tiene Santa Ana y todo El Salvador.

Administración

Para su administración el municipio de Santa Ana se divide en 35 cantones y 318 caseríos. Los cantones son los siguientes:

Anuncios
  1. Aldea San Antonio
  2. Ayuta
  3. Calzontes Abajo
  4. Calzontes Arriba
  5. Cantarrana
  6. Comecayo
  7. Cutunay Camones
  8. Chupaderos
  9. El Portezuelo
  10. Flor Amarilla Abajo
  11. Flor Amarilla Arriba
  12. La Empalizada
  13. La Montañita
  14. Las Aradas
  15. Loma Alta
  16. Lomas de San Marcelino
  17. Los Apoyos
  18. Monte Largo
  19. Nancintepeque
  20. Natividad
  21. Ochupse Abajo
  22. Ochupse Arriba
  23. Palo de Campana
  24. Pinalito
  25. Piñalón
  26. Planes de la Laguna
  27. Potrerillos de la Laguna
  28. Potrerillos del Matazano
  29. Potrero Grande Abajo
  30. Potrero Grande Arriba
  31. Primavera
  32. Ranchador
  33. San Juan Buenavista
  34. Tablón del Matazano
  35. Valle del Matazano

Cultura

La cultura de Santa Ana y de todo El Salvador es resultado de la influencia de los pobladores indígenas precolombinos y de la colonización española.

La institución gubernamental que se encarga de preservar y promover la cultura en todo el país es la Secretaría de Cultura. Asimismo, la ciudad cuenta con su propia oficina descentralizada encargada de preservar y promover la cultura y el arte en todo el municipio: La Coordinadora de cultura, recreación, arte y educación.

Espacios de desarrollo cultural

La ciudad cuenta con su propia Casa de la Cultura, la cual es administrada por la Secretaría de Cultura y se encarga de difundir y promover investigaciones y desarrollar el arte local y de todo el municipio.

Asimismo existen en la ciudad centros de enseñanza de cultura y arte, como el Centro de Artes de Occidente desarrollado por la Asociación del Patrimonio cultural de Santa Ana (Apaculsa).

El principal museo de la ciudad es el Regional de Occidente, el cual es un sitio histórico y de cultura y arte; otro museo de la ciudad es el Museo Aja, desarrollado por el movimiento Siglo XXIII, el cual promueve la cultura y el arte popular.

Asimismo, la ciudad posee su propia biblioteca pública, cuya denominación oficial es Biblioteca Pública “David Granadino”, la cual es administrada por Concultura.

Para la presentación de artes escénicas, la ciudad cuenta con escenarios importantes, siendo el principal por su tamaño y antigüedad el Teatro Nacional de la ciudad, otros establecimientos para la presentación de artes escénicas son el Cine Principal y el Centro Municipal de Usos Múltiples El Palmar.

Tiempo libre

En lo referente a entretenimiento —además de poseer parques, canchas, espacios deportivos y balnearios— la ciudad cuenta con varios restaurantes, bares y algunas discotecas, clubes nocturnos y casinos. Por otro lado, la vida nocturna en la ciudad se desarrolla principalmente durante los fines de semana, las Fiestas Julias y Semana Santa.

Entre los primeros lugares dedicados al esparcimiento en la ciudad, destacan el Casino Militar Centroamericano, el Casino Santaneco y el Club Atlético Occidental. El Casino Militar Centroamericano fue construido alrededor de 1906, siendo fundado por el general Luis Gómez. Actualmente se encuentra en ruinas.128 En cambio, el Casino Santaneco es un club social construido en 1896. Su diseño fue idea de Santiago Díaz y es utilizado para fiestas, congresos, seminarios y eventos sociales. Por su parte, el Club Atlético Occidental fue construido en 1906 y actualmente se ha convertido en el Centro de Artes de Occidente.

Artesanías y gastronomía

Santa Ana destaca en producciones artesanales como la piñatería, hojalatería, floristería y ebanistería, entre otras. En cuanto a su gastronomía, Santa Ana cuenta, además de la gastronomía típica de todo el país, con su propio arte culinario conformado por dulces típicos llamados acitrones, los cuales son resultantes de la mezcla de varias clases de frutas, panela y azúcar.

La ciudad posee su propio mercado permanente de artesanías y de dulces típicos, el cual se sitúa cerca del centro histórico de la ciudad y donde se venden productos locales y provenientes de otros departamentos.

Literatura

Durante la colonización española, surgió una corriente esporádica de la literatura religiosa conformada por tratados teológicos dirigidos para un grupo lector reducido y selecto, usualmente publicadas en Europa. Dentro de estos escritores sobresale la figura del jesuita santaneco Juan Antonio Arias, autor de tratados como Misteriosa sombra de las primeras luces del divino Osiris y Jesús recién nacido.

Fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando nació y se empezó a desarrollar la literatura salvadoreña propiamente dicha. Entre los escritores nacidos en la ciudad de Santa Ana, destacan: los poetas Miguel Ángel Espino, Álvaro Menen Desleal, David Escobar Galindo, Pedro Geoffroy Rivas, y el historiador Jorge Lardé y Larín, entre otros.

Fiestas patronales

Las Fiestas Julias son las fiestas patronales de la ciudad y del municipio de Santa Ana en honor a Señora Santa Ana. Inician el 17 de julio y terminan el 26 de julio.

Dentro del contexto de las Fiestas Julias de Santa Ana, hay misas, desfiles, exposiciones musicales y artísticas; y también fiestas organizadas por una determinada institución, tales como la policía, la fuerza armada, las procuradurías, los bomberos y las cooperativas. El último día de las fiestas culmina con la procesión de la estatua de Señora de Santa por toda la ciudad.

Turismo

Algunos lugares recomendados a visitar en Santa Ana son el centro histórico de la ciudad compuesto por el parque, la alcaldía, el teatro y la catedral, Centro de Artes de Occidente y Casino Santaneco.

Otros datos de interés

Santa Ana tiene una extensión territorial de 400.05 kilómetros cuadrados, tiene una población de más de doscientos cuarenta y cinco mil habitantes y se encuentra a 665 metros de altura sobre el nivel del mar.

Posee el título de Ciudad, concedido en 1855 y se encuentra a una distancia de 65 kilómetros de San Salvador.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía