El departamento de La Libertad está localizado en la zona central de El Salvador. Limita al norte con Chalatenango, al este con San Salvador, al sureste con La Paz, al sur con el Océano Pacífico; al oeste con Sonsonate y al noreste con Santa Ana. Es uno de los departamentos más interesantes de El Salvador.

Su creación fue el 28 de enero de 1865, mediante Decreto Legislativo emitido durante la administración del doctor Francisco Dueñas. Su extensión territorial es de 1,652.88 kilómetros cuadrados y tiene una población de unos 445,000 habitantes. Su área abarca desde ruinas prehispánicas, así como edificaciones coloniales, poblaciones determinantes para la historia del país, las más fértiles zonas agrícolas y hermosas playas.

Su clima se caracteriza por ser caluroso debido a la cercanía de la costa y de valles bajos, pero también se experimenta clima templado e incluso frío en algunas regiones.

Mapa del departamento de La Libertad

Municipios de La Libertad

  1. Antiguo Cuscatlán
  2. Chiltiupán
  3. Ciudad Arce
  4. Colón
  5. Comasagua
  6. Huizúcar
  7. Jayaque
  8. Jicalapa
  9. La Libertad
  10. Santa Tecla
  11. Nuevo Cuscatlán
  12. San Juan Opico
  13. Quezaltepeque
  14. Sacacoyo
  15. San José Villanueva
  16. San Matías
  17. San Pablo Tacachico
  18. Talnique
  19. Tamanique
  20. Teotepeque
  21. Tepecoyo
  22.  Zaragoza

Historia

Eran las diez de la mañana del 16 de abril de 1854. San Salvador, la todavía aldeana capital de la República, se preparaba para celebrar la Pascua de Resurrección cuando un espantoso terremoto la echó por los suelos, dejando gran cantidad de muertos y heridos. “El valle de las hamacas” castigaba con un dramático sismo a la ciudad.

Fue tanta la conmoción que por primera vez se pensó en trasladar la capital a un lugar más seguro. El presidente José María San Martín reubicó el gobierno en Cojutepeque y nombró una comisión para que escogiera el futuro asiento de la capital.

Todos estuvieron de acuerdo en el hermoso paraje de la hacienda “Santa Tecla” y el 8 de agosto de 1854 se emitió el Decreto que destinaba a la hermosa llanura como sede de la Nueva San Salvador. A pesar de estar también a un paso del sospechoso volcán “Quezaltepec”, nuestros antepasados consideraron que aquella zona era menos movediza.

El departamento de La Libertad no existía entonces, por lo que aquella demarcación formaba parte de San Salvador. El presidente San Martín deseaba una ciudad elegante, que estableciera un nuevo linaje urbano en el país. Por eso, el 27 de noviembre prohibió que en la Nueva San Salvador se construyeran ranchos. Los edificios de la plaza mayor deberían tener portales a la española y las cuadras tendrían cien metros.

En 1855 era ya considerable el número de viviendas. El gobierno distribuyó tierras a los nuevos vecinos y estableció recompensas para quienes plantarán café.
La bella y ordenada ciudad iba creciendo, pero el 28 de junio de 1858 recibió la población el más duro golpe cuando el presidente provisional, el general Gerardo Barrios, acordó trasladar a las autoridades de Cojutepeque a la histórica San Salvador, la antigua capital. Así ningún gobernante tuvo su sede en la Nueva San Salvador.

No obstante, siguió creciendo como la más elegante ciudad de la República. Allí vivía el general Juan José Cañas cuando compuso el Himno Nacional en 1879.
La Libertad como departamento fue erigido el 28 de enero de 1865. Aquella Santa Tecla a la que las circunstancias le negaron la capitalidad fue designada como cabecera del nuevo departamento.

El Escudo de Armas de Nueva San Salvador

Tiene como fondo heráldico el escudo de San Salvador que estaba en desuso, para significar que la ciudad nació como sucesión de la antigua capital, después del terremoto de 1854.

El señor Molina y Morales es el creador del escudo de armas de Nueva San Salvador.
El autor describió el motivo de la creación de la siguiente manera:

“El Escudo de San Salvador consistía en un volcán apagado entre dos eses. Propuse que sobre el volcán se agregara una N, por Nueva San Salvador, y se le añadiera el escudo de la Virgen María en el dogma de la Purísima Concepción. Como ornamentos sugerí una corona mural, que en términos heráldicos significa ciudad, y los símbolos de las principales fuentes de riqueza agrícola del departamento: azúcar, café y bálsamo”.

Escritores

Joaquín Castro Canizáles

Nació en la ciudad de Quezaltepeque, La libertad, el 7 de noviembre de 1902 y murió en San Salvador en 1992. Narrador y periodista entre 1917 y 1918. Se inició en el periodismo en su ciudad natal, luego como corresponsal del “Diario de Occidente” y de “El Heraldo” de Sonsonate.

En 1924, junto con Arístides R. Salazar y Francisco Delgado, el semanario “Orientaciones” en Santa Ana. Luego fundó diversas publicaciones, como la revista “Lumen”, el semanario humorístico “Pedro de Urdemalas”, el periódico “Nosotros”, de la Asociación de Periodistas; el semanario “El Nacionalista” y otros.

Jorge Kattán Zablah

Nació en Quezaltepeque, La Libertad, en 1939. Se tituló como abogado en Chile y cursó estudios de posgrado en la Escuela Oficial de Diplomáticos de Madrid, España.

Años más tarde obtuvo una maestría y un doctorado en literatura española y latinoamericana en la Universidad de California en Santa Bárbara.  Desde hace doce años se desempeña como director del Departamento de Español del Defensa Language Institute, con sede en Monterrey, California.

Es conocido por sus trabajos de ensayo, crítica literaria y narrativa, los que han aparecido en publicaciones periódicas tales como “Ínsula” (España), “Alero” (Guatemala), Prensa literaria (Nicaragua), El Diario (Uruguay), Letras de Buenos Aires (Argentina), Ars (El Salvador), Jornada (Canadá) y Voces (Estados Unidos).

Algunos de sus cuentos figuran en importantes antologías centroamericanas y continentales. “Estampas pueblerinas” (San José, Costa Rica) y “Acuarelas socarronas” (Barcelona, 1983) son los titulos de sus libros de cuentos publicados hasta la fecha, aunque tiene en prensa “Por el carnaval de la vida” y “Cuentos de don Macario”.

José María Peralta Lagos

Nació en la ciudad de Quezaltepeque, La libertad, el 7 de noviembre de 1902 y murió en San Salvador en 1992. Narrador y periodista entre 1917 y 1918. Se inició en el periodismo en su ciudad natal, luego como corresponsal del “Diario de Occidente” y de “El Heraldo” de Sonsonate.

En 1924, junto con Arístides R. Salazar y Francisco Delgado, el semanario “Orientaciones” en Santa Ana. Luego fundó diversas publicaciones, como la revista “Lumen”, el semanario humorístico “Pedro de Urdemalas”, el periódico “Nosotros”, de la Asociación de Periodistas; el semanario “El Nacionalista” y otros.

Antonio Salazar

Artista y escritor, mejor conocido como Toño Salazar, nació en Nueva San Salvador en junio de 1900. Desde su infancia tuvo inclinación por el dibujo, habiéndose distinguido en el trazo de la caricatura.

Estudió en México y luego en Francia para perfeccionar su arte y desde entonces se le consideró como un innovador de la caricatura, tanto en nuestro país como fuera de él. Toño Salazar fue diplomático y elemento destacado no solo en el dibujo, sino también en el periodismo y la oratoria. Muchas de las figuras del arte, la política y la literatura fueron caricaturizados por Salazar.

Recibió condecoraciones en Italia, Perú, Francia, México, y en El Salvador se le fue otorgada la Orden “José Matías Delgado” y el Premio Nacional de Cultura en 1978.

Fiestas en los municipios de La Libertad

  1. Santa Tecla (cabecera), del 16 al 25 de diciembre, en honor al nacimiento del Niño Jesús.
  2. Tepecoyo, 1 al 6 de enero, en honor de San Esteban Mártir.
  3. Colón, 13 al 15 de enero, en honor del Cristo de Esquipulas.
  4. San Matías, 22 al 23 de febrero, en honor de San Matías.
  5. Nuevo Cuscatlán, 18 al 19 de marzo, en honor de San José.
  6. San José Villanueva, 18 al 19 de marzo, en honor de San José.
  7. Chiltiupán, 24 al 25 de abril, en honor de San Marcos Evangelista, y del 1 al 4 de agosto, en honor de Santo Domingo de Guzmán.
  8. Teotepeque, 28 al 29 de junio, en honor de San Pedro Apóstol.
  9. Jayaque, 18 al 26 de julio, en honor de San Cristóbal.
  10. Talnique, 22 al 25 de agosto, en honor de San Luis Rey de Francia.
  11. Comasagua, 15 al 21 de septiembre, en honor de San Mateo.
  12. Huizúcar, 27 al 21 de septiembre, en honor de San Miguel Arcángel.
  13. Zaragoza, 11 al 12 de octubre, en honor de Nuestra Señora del Pilar.
  14. Jicalapa, 19 al 21 de octubre, en honor de Santa Úrsula.
  15. Ciudad Arce, 1 al 8 de diciembre, en honor de la Inmaculada Virgen de Concepción.
  16. La Libertad, 7 al 8 de diciembre en honor de la Inmaculada Virgen de Concepción.
  17. Sacacoyo, 7 al 9 de diciembre, en honor de San Simón.
  18. San Pedro Tacachico, 12 al 14 de diciembre, en honor de San Pedro Apóstol.
  19. Quezaltepeque, 15 al 25 de diciembre, en honor de San José.
  20. Tamanique, 19 al 21 de diciembre en honor de la Virgen de la Paz.
  21. San Juan Opico, 24 al 27 de diciembre, en honor de San Juan Evangelista.
  22. Antiguo Cuscatlán, 26 al 28 de diciembre, en honor de los Niños Inocentes.

Artesanías

La Libertad no cuenta con una artesanía propia que la identifique; sin embargo, existen muchas personas que se dedican a la elaboración de algunas. Entre las más populares se encuentran la talabartería, con la elaboración de monturas, cinchos, cartucheras, tenedores, valijas y vainas; la floristería, con flores de papel, tusa, tela y otros materiales.

También hay hojalateros que fabrican baldes, canales para agua, cubos, huacales, etc. Otro tipo de artesanía es la elaboración de cortinas de madera, ladrillos y teja de barro, muebles y cohetes.

Por municipio se dividen así:

  • Santa Tecla: Mueblería, herrería, floristería y hojalatería.
  • Teotepeque: Bálsamo, cestería y carpintería.
  • San Matías: Alfarería, tejas y ladrillos, pirotecnia.
  • Chiltiupán: Tallado y bálsamo.
  • Comasagua: Bálsamo y carpintería.
  • Huizúcar: Alfarería, tejas y ladrillos.
  • Zaragoza: Teja y ladrillo de barro.
  • San Juan Opico: Alfarería, cestería, puros, escobas, tejas y ladrillos.
  • Ciudad Arce: Sombreros, floristería, cigarros, puros, tejas y ladrillos.
  • Quezaltepeque: Alfarería, floristería, carpintería, hojalatería, cigarros, puros, tejas y ladrillos.
  • Tacachico: Panela. alfarería, tejas, ladrillos, puros, talabartería.
  • Puerto de La Libertad: Adornos marinos, tejeduría.
  • Sacacoyo: Bálsamo, floristería, tejas y ladrillos.
  • Colón: Pirotecnia, ladrillos y tejas.
  • Nuevo Cuscatlán: Mueblería y tallado.
  • San José Villanueva: Alfarería, cestería, pirotecnia, puros, ladrillos y teja.
  • Jayaque: Ladrillos de barro.
  • Talnique: Cestería, ladrillos, tejeduría y floristería.

Turismo

San Andrés

Es un amplio complejo habitacional y ceremonial que se convirtió en una de las ciudades precolombinas más grandes que se registran en tierra salvadoreña.

Ahí la vida agrícola de nuestros antepasados dejó marcada una creciente sociedad en desarrollo y que misteriosamente quedó abandonada por el año 900 d.C. cuando se supone sucedió el “colapso maya”.

Aquí quedaron olvidados ornamentos, vasijas, conchas, utensilios de cocina y figuras polícromas, entre otros vestigios, que registran la vida de una sociedad desconocida.

El complejo donde se encontraron estos restos alberga a por lo menos una docena de estructuras grandes, que se elevan en la superficie que años atrás las ocultaban.
San Andrés, al igual que las otras edificaciones primitivas, emergieron del subsuelo de forma sorpresiva con la intervención del hombre moderno.

Este recinto fue descubierto por un grupo de topógrafos en 1910 en la hacienda del mismo nombre y resultó ser el sitio más grande del valle Zapotitán.

Joya de Cerén

El volcán Caldera, que asemeja a una pequeña loma y que en su interior contiene una laguneta, sepultó la aldea prehispánica de Joya de Cerén cuando arrojó más de 15 capas de materiales volcánicos a diferentes temperaturas que cubrieron un área de 20 kilómetros cuadrados.

Esta cubierta volcánica depositada sobre el sitio ha permitido una excelente conservación de las estructuras de barro.

Estas ruinas, ubicadas en la jurisdicción de San Juan Opico, están consideradas como uno de los descubrimientos arqueólogicos más importantes en América en este siglo. Y en verdad, en ningún lugar del continente se había encontrado una aldea prehispánica sepultada por una erupción volcánica que la cubrió de ceniza, pero que la dejó intacta.

El hallazgo de Joya de Cerén es de una importancia trascendental a nivel mundial por tratarse de una evidencia de la forma de vida de una comunidad precolombina del área mesoamericana de hace 1400 años.

Parque Nacional “Walter Thilo Deininger”

Está situado en el sector de la zona central del país, en el departamento de La Libertad sobre la costa del Pacífico, a 35 kilómetros de la ciudad capital, y en la orilla de la carretera del Litoral.

El parque tiene una extensión de 1047 manzanas. El área tiene una forma triangular. Su ubicación frente frente a la playa San Diego lo convierten en un bosque seco, caducifolio, que sólo luce verde en invierno porque bota casi por completo su follaje durante el verano.

Al llegar este parque, los turistas reciben un paseo ecológico que comprende la visita a la cueva, situada al pie de un acantilado de roca sólida, en la que se encuentran serpientes y murciélagos; así como el mirador, en la cima de una colina desde donde se divisa la mayor parte del bosque.

Además se pueden apreciar árboles que alcanzan alturas de 10 hasta 20 metros y animales como venados, coyotes, tacuacines, zorrillos, taltuzas, iguanas, tucán, tecolotes y otros.

El Amatal

Este bosque está ubicado en el cantón San Diego, a cuatro kilómetros al sureste del Parque Nacional “Walter T. Deininger”. Hacia el oriente limita con la hacienda “San Juan Buena Vista”, en el occidente por los ríos Aquiquisquillo y Amayo; al norte por dos propiedades agrícolas y al sur por la lotificación “La Playa” y el Océano Pacífico.
Este bosque es costero y está formado por un área hundida o de pantano perenne (estero San Diego y bosque salado), una zona ecotonal y otra dulce.

En el manglar, que bordea el estero San Diego, se observan las cuatro especies arbóreas típicas: mangle, botoncillo, sincahuite y madresal. En el bosque dulce se encuentran huiscoyol, conacastes negro y blanco, palo mora, cedro y otros.

Turicentro Los Chorros

Es la captación natural del agua de los nacimientos de la Cordillera del Bálsamo. Se encuentra a 18 kilómetros al oeste de San Salvador y a seis kilómetros de Santa Tecla en la carretera Panamericana. Sus aguas son templadas y la cordillera que la rodea inspira a disfrutar de la naturaleza.

Este turicentro tiene cuatro piscinas, merendero, restaurantes y el “jardín de los poetas”, donde se encuentran las cenizas del poeta Raúl Contreras.
Otro de los atractivos son las grutas excavadas durante su construcción, en que se halla un hueso probablemente fósil.

Puerto de La Libertad

Se encuentra en la ciudad del mismo nombre, a 32 kilómetros al sur de San Salvador. Se llega al puerto tomando el desvío que de la carretera Panamericana a la altura de Ciudad Merliot conduce al litoral.

Cuenta con edificaciones que ofrecen un atractivo turístico para la zona costera y merenderos y restaurantes.Ahí se encuentra el antiguo muelle, al que llegaban y de donde partían barcos y buques desde y hacia diversos países.

En sus cercanías se encuentran también las playas de Metalío, El Obispo y otras de excepcional belleza.

Turicentro Toma de Quezaltepeque

Su nombre está dado por Quezaltepeque que se compone de las voces indígenas tepec, que significa cerro, y quetzal: brillante, resplandeciente, hermoso. Se traduce como cerro de quetzales y también como ciudad preciosa, lugar hermoso.

Está situado al noreste del municipio de Quezaltepeque y a 25 kilómetros de San Salvador. Posee 48 cabañas, restaurante, merenderos, canchas de baloncesto, voleibol y fútbol, tres piscinas y área de “picnic”.

El turicentro fue inaugurado el 21 de julio de 1979.

Sitios históricos

Nueva San Salvador, conocida también como Santa Tecla, es conocida por su singular estilo arquitectónico en muchas de sus edificaciones, que en su mayoría tienen un valor histórico significativo. Estos son algunos ejemplos:

Casa de la familia Guirola (frente al parque San Martín), mejor conocida como la “casa de los zopes” y que se encuentra deshabitada.

Monumento del Parque San Martín. El pueblo tecleño, agradecido por la labor pedagógica del maestro Daniel Hernández, levantó la estatua en el parque que lleva su nombre.

Iglesia El Carmen. Posee detalles arquitectónicos de singular belleza que desafían el tiempo.

Hospital San Rafael. Fundado el 6 de enero de 1890. Desde entonces fue llamado “San Rafael”, pues el terreno donde se ubicó pertenecía a la finca “Santa María”, donado por doña Sara de Zaldívar, esposa del entonces presidente Rafael Zaldívar.