Ahuachapán

Ahuachapán (municipio)

Ahuachapán es un municipio del departamento del mismo nombre, también es la cabecera departamental y es considerada como una de las ciudades más importantes en la zona occidental de El Salvador.

Anuncios

La fundación de Ahuachapán se remonta al siglo V por indios mayas de la tribu pokomames, los cuales fueron sometidos en el siglo XV por belicosos pipiles de los izalcos y posteriormente, poco a poco, esta región fue invadida por los blancos.

El 11 de febrero de 1862 obtuvo su título de ciudad, y el 9 de febrero de 1869 obtuvo el título de capital departamental.

Ahuachapán (municipio)

Centro del municipio de Ahuachapán.

Datos del municipio

  • Extensión: 244,84 km²
  • Población: 116,948 habitantes
  • Fundación: 9 de febrero de 1869
  • Título administrativo: Ciudad
  • Código de municipio: 01-01
  • Fiestas: Del 5 al 14 de febrero
  • Patrono: Dulce Nombre de Jesús
  • Cantones: 29
  • Caseríos: 74
  • Altura: 800 metros sobre el nivel del mar

Geografía

El municipio de Ahuachapán se ubica a 100 kilómetros de distancia de la ciudad capital San Salvador, y se encuentra limitado al norte por San Lorenzo y la República de Guatemala; al este por San Lorenzo, Atiquizaya y Turín; al sur por Juayúa (Departamento de Sonsonate), Apaneca, Concepción de Ataco y Tacuba; y al oeste por la República de Guatemala.

El clima de Ahuachapán varía entre caluroso hacia el norte y el occidente, donde hay muchas llanuras y el clima es benévolo para plantar cereales; y fresco y templado hacia el sur y el oriente de la ciudad de Ahuachapán, donde se inicia una cadena montañosa cuyas tierras son muy propicias para el cultivo del café.

Anuncios

Turismo

Ahuachapán cuenta con varios atractivos turísticos, entre los cuales podemos mencionar Los Ausoles, la Laguna el Espino, las Lagunas del Llano y de Morán o los saltos de Atehuecillas y de Malacatiupán.

Dentro de los puntos de interés que se pueden visitar en la parte urbana de la ciudad, se cuenta con la Plaza Mayor, constituida por el Parque Central, conocido como Parque La Concordia, el edificio de la Alcaldía, moderna estructura con un cierto aire de “art deco”, reconstruida en la década de los 50s, la Iglesia de “La Parroquia de La Asunción”, una hermosa edificación de estilo colonial con más de 100 años de antigüedad, y el nuevo punto de la ciudad, el “Pasaje La Concordia”. contiguo a la Iglesia, una hermosa área peatonal con preciosos y coloridos murales y una bellísima fuente luminosa.

Cultura

Posee la Iglesia La Asunción, el parque concordia donde se encuentra un monumento a ala familia, el parque Francisco Menéndez donde se encuentra erigido el monumento al General Francisco Menéndez ex presidente de la república y una placa de bronce señalando la casa donde vivió el poeta Alfredo Espino, El “Arco Duran”y “la casa de la cultura”;

Dámaso Aguilar, mismo creador del famoso “Arco Durán”a petición de don Onofre Durán, construyó también la casa para don Federico Herrera, donde actualmente esta la Casa de la Cultura de la ciudad de Ahuachapán, quien deseaba una hermosa residencia para recibir y homenajear a importantes personalidades de la época.

El inmueble, considerado un patrimonio histórico al igual que el arco duran, es un testimonio fiel de la arquitectura de aquella época, cargada de elegancia y ostentosidad, la casa donde ahora se encuentra la casa de la cultura se decía que se había construido porque ahí vendría un presidente a hospedarse.

Un personaje importante en la historia de estos monumentos y que casi nadie conoce fue Dámaso Aguilar, quien construyó muchas casas hermosas de esa época y fue el encargado de dar vida a estos maravillosos monumentos que son sin ninguna duda un patrimonio histórico para todos los Ahuachapanecos.

Tradiciones

La principal tradición es el Día de La Virgen, que se celebra con los farolitos el cual toma lugar el 07 de septiembre. En tal día los habitantes de la ciudad decoran las calles y casas con farolitos, este es conocido popularmente con el nombre de el día de los farolitos.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía